Aproximación de Mons. Argüello a la encíclica Fratelli Tutti

Un día después de la presentación del encíclica, el lunes 5 de octubre, el secretario general de la CEE, Mons. Luis Argüello, explica en una entrevista radiofónica las claves del nuevo documento pontificio

“Yo creo que Fratelli tutti aborda la novedad de esta época, con unas divisiones muy potentes entre empobrecidos y enriquecidos y, por si fuera poco, subraya también las consecuencias de la pandemia global que estamos viviendo. La covid-19 ha acelerado y ensanchado la llamada tan fuerte a la fraternidad universal en que ahonda el Santo Padre”

 

Derechos humanos “no suficientemente universales” 

“El Santo Padre nos habla de sueños que se han roto en pedazos y que no han llegado a extenderse a toda la humanidad”.

“Vivimos en un momento en el que algunos de estos sueños de fraternidad y de igualdad parecen haberse roto. Es necesaria, como dice el Santo Padre, que la verdadera sabiduría suponga el encuentro con la realidad. Es necesario dar rostro a las afirmaciones que hacemos”.

“Francisco nos ayuda a superar la dialéctica de los contrarios tan típica del tiempo moderno. El Santo Padre sale al paso de los populismos y de las condiciones individualistas de la existencia. Pone delante de nosotros rostros concretos”. Además, dice el obispo auxiliar de Valladolid, “es muy interesante ver como, al leer la encíclica, nos sentiremos descolocados en cualquier momento”.

“Adoptar la actitud del buen samaritano”

“Ante tanto dolor, ante tanta herida, la única salida es ser como el buen samaritano”.

“Todos tenemos algo del herido que está en el camino, del buen samaritano o de los que pasan de largo. Se trata de proponernos un encuentro con quien está caído en el camino de una forma real y adoptar la actitud del buen samaritano”.

“Si verdaderamente tomamos consciencia de que somos todos hermanos los que llegan han de ser acogidos como tales. Hay que tener un corazón abierto al mundo entero y el Papa pone un acento en como poner en diálogo el local con lo universal”.

Recuperar el sentido de la amabilidad 

“Hay que cultivar lo que Francisco llama un encuentro hecho cultura, sobre todo en las relaciones más cercanas que tenemos”.

“Es muy interesante que al hablar de amistad social el Papa Francisco nos dice que, si la fraternidad nos da ese horizonte de universalidad, la amistad nos tiene que acercar al gusto de escuchar al otro, aunque tenga ideas diferentes. Hay que recuperar el sentido de la amabilidad”.